Casa, llar, arrels, identitat

Quan una casa es converteix en una llar, això vol dir que els seus habitants han començat a fer-hi arrels, i que aquestes arrels poden estar interferint en l’evolució de llurs identitats. Les societats tradicionals, les aristocràcies i algunes religions i ideologies es varen fonamentar en aquesta mena d’arrels. En quina mesura les arrels responen a un anhel de permanència i estabilitat i, alhora, poden representar un límit a la llibertat? 


*La conferència tindrà lloc a la sala de l’edifici del Carrer de Sants 79.

Alegoría de la Paz Universal

En la Nochebuena de 1968, los tres tripulantes del Apollo 8 contemplaron fascinados como nuestro planeta aparecía por el horizonte de la Luna, y tomaron las primeras fotografías realizadas por seres humanos desde el espacio exterior. El 21 de julio del año siguiente, otro astronauta sería el primer humano en pisar la Luna.

450 años antes, un grupo de hombres se embarcaron en cinco naves para emprender el primer viaje alrededor de la Tierra. El Palacio de Carlos V en La Alhambra (su planta y la iconografía esculpida en sus fachadas) es la expresión artística del impacto que aquella expedición tuvo en el imaginario del Emperador.

Esta Navidad me anticipo a las conmemoraciones del V centenario de la circunnavegación liderada por Magallanes y Elcano y del 50 aniversario del primer viaje a la Luna, y os transmito mis mejores deseos para el año nuevo con una imagen de uno de los bellos relieves escultóricos del Palacio de Carlos V. Es la alegoría de la “Paz Universal” con la que soñaba el primer líder humano que tuvo una visión global de nuestro mundo. La he transformado en un gif para compartir un poco de Luz en las redes sociales.


On Christmas Eve 1968, the three crew members of Apollo 8 watched fascinated as our planet appeared on the horizon of the Moon, and they took the first photographs made by humans from outer space. On July 21 of the following year, another astronaut became the first human to step on the Moon.

450 years before, a group of men embarked on five ships to undertake the first trip around the Earth. The Palace of Charles V in the Alhambra (its plan and the iconography sculpted in its facades) is the artistic expression of the impact that that expedition had in the Emperor's imagination.

This Christmas I anticipate the commemorative celebrations of the 5th centenary of the expedition led by Magallanes and Elcano and the 50th anniversary of the first trip to the Moon, and I send you my best wishes for the new year with an image of one of the beautiful sculptural reliefs of the Palace of Charles V. It is the allegory of the “Universal Peace” dreamed by the first human leader who had a global vision of our world. I have transformed it into a gif to share a bit of Light in social networks.

40 años de Democracia



Atenea alza la corona de la Victoria para celebrar el triunfo de la Democracia, mientras un Sol radiante y un arco iris representan la superación de una época tempestuosa. Atenea, divinidad titular de la Atenas clásica, personifica la Democracia y encarna la Sabiduría y la madurez alcanzadas por la comunidad humana que ha conseguido dotarse de esta forma de gobierno. Así mismo, Atenea inspira la capacidad de Estrategia a los líderes elegidos por los ciudadanos, para que sepan llegar al consenso necesario y gobernar en aras del bien común, y el sentido de la Justicia que debe orientarlos a todos. El León representa, a su vez, la Fortaleza, la Nobleza y la Autoridad que deben mostrar las instituciones democráticas. Tras Atenea, el Caduceo de Hermes/Mercurio y el Cuerno de la Abundancia, junto al escudo de la ciudad, auguran el progreso de la industria y del comercio y la prosperidad que aguarda a los barceloneses. En el otro lado, un velero se aleja más allá de las Columnas de Hércules, señalando los objetivos (¿y la justificación?) de esas perspectivas económicas. El Gallo se dispone a despertar con su canto a los que todavía no se han enterado del comienzo de un tiempo nuevo tan esperanzador.

El artista Celdoni Guixà (Igualada, 1787-1848) esculpió en 1840 esta “Alegoría de la Democracia” para enmarcar el nombre de un nuevo espacio urbano [1] destinado a ser la plaza cívica que Barcelona nunca había tenido, pese a haber sido una metrópolis que, siglos atrás, había disputado el dominio comercial del Mediterráneo a Venecia, a Pisa y a Génova. La apertura de la nueva plaza y la construcción de la nueva fachada -neoclásica- de la Casa de la Ciutat [2] coincidieron con la aprobación de una nueva Constitución (1837) que “incorporó, por vez primera en nuestra historia constitucional, una declaración sistemática y homogénea de derechos: la libertad personal, la inviolabilidad del domicilio, la libertad de expresión, las garantías penales y procesales, el derecho de petición y la igualdad en el acceso a los cargos públicos”. Era lógico, pues, que la nueva plaza cívica llevara el nombre de la Constitución que suponía una victoria de las reivindicaciones más progresistas y un avance de los ideales democráticos. El espacio reservado al nombre de la plaza es, al mismo tiempo, un altar (¿El “Altar de la Patria”?), sobre el que reposa la bandera de un regimiento militar, acaso símbolo del fin de la primera guerra carlista (1833-40), una palma, que recuerda a los que han sacrificado su vida por las libertades conquistadas, y la rama de olivo que simboliza la Paz anhelada. A los pies del altar, los fasces representan la Autoridad del Estado constitucional.

A la Constitución de 1837 siguieron otras Constituciones, entre otras guerras civiles, episodios revolucionarios, como el que tuvo lugar en esa misma plaza en 1937 -entre los que todavía hay quien cree que defendían la Democracia-, golpes de estado y dos dictaduras.

Hoy hace 40 años, los ciudadanos del Reino de España votaron la Constitución vigente y la aprobaron por abrumadora mayoría en un referéndum. Hoy celebramos, pues, el comienzo del primer periodo que puede ser calificado de verdaderamente democrático en la historia de España. La Constitución y el riguroso mecanismo acordado para poder modificarla o derogarla son la única garantía de nuestros derechos como ciudadanos. Al otro lado del Océano y en el otro extremo del Mediterráneo, tenemos hoy en día ejemplos elocuentes de lo qué sucede cuando un gobierno tiene la potestad de cambiar o derogar la constitución para redactar una nueva “a medida” de los intereses ideológicos de sus líderes, sin la necesidad de contar con el consenso de la oposición. La Democracia no es ni puede ser el campo de batalla entre ideologías ni la “dictadura de una mayoría electoral”. La Democracia es la forma de gobierno que, en primer lugar, protege y garantiza los derechos de todos los ciudadanos, y que persigue el bien común a través del diálogo entre personas libres que defienden ideas propias y que, por lo tanto, pueden llegar a acuerdos para impulsar avances que beneficien al conjunto de la sociedad. 


Notas

1. En 1832, los ediles municipales decidieron derribar la iglesia de Sant Jaume y una parte de la Casa de la Ciutat para abrir una plaza entre la sede del gobierno de la ciudad y el Palacio de la Generalitat, que entonces alojaba la Real Audiencia de Cataluña (administración de justicia) y la Diputación Provincial.

2. La plaza cambió varias veces de nombre hasta 1940, cuando se acabó fijando su dedicación a Sant Jaume, como la plazuela que, ya en el siglo XIII, existió frente a la iglesia del mismo nombre. En cambio, la placa esculpida por Celdoni Guixà y colocada en la fachada de la Casa de la Ciutat en 1840 fue retirada en 2013, habiendo sobrevivido a tantos acontecimientos violentos y a dos dictaduras.

Sed de conocimiento

En nuestro lenguaje cotidiano, impregnado de valores simbólicos, el agua representa el conocimiento. Los conocimientos son a la mente lo que el agua al cuerpo. Decimos de cualquier proyecto de investigación que se basa o que parte de unas fuentes primarias y secundarias. Sin fuentes verificables ninguna investigación es creíble, sino pura especulación sin fundamento. Y los conocimientos deben fluir como el agua, porque si se interrumpe el flujo la mente se estanca. Entonces solemos decir que hay sequía de ideas, de creatividad…

En el claustro de la antigua Cartuja de Scala Dei coinciden dos
representaciones simbólicas de la Sabiduría: la fuente y la escalera.

En una mente estancada las ideas se secan o terminan pudriéndose. Dejan de ser ideas vivas: no evolucionan porque no pueden ser modificadas, y se convierten en “verdades absolutas” que no admiten discusión. Tales ideas tóxicas pueden llegar a degenerar en ideologías, que envenenan las mentes como el agua estancada envenena la atmósfera del lugar. Pero una ideología no puede enquistarse en una mente cultivada.

Si el conocimiento no fluye tampoco hay cultura. Ese pequeño árbol que es o debería ser nuestra mente necesita el riego constante con conocimientos vivos, libres, que fluyan para que puedan establecerse múltiples conexiones entre ellos, esas conexiones de las que hablan los neurólogos: que revitalizan el cerebro. A menudo se confunde la cultura con la capacidad de memorizar y repetir largos poemas, citas de autoridades académicas, versículos de libros “sagrados” o latinajos. La memoria puede ser una buena herramienta para una mente que busca la sabiduría, pero los conocimientos aislados no sirven para nada si la persona que ha conseguido retenerlos en su mente no sabe establecer conexiones interesantes y creativas entre ellos.

Los seres humanos son por naturaleza curiosos, tienen ganas de explorar por su cuenta, de preguntar lo que no entienden, de aprender y comprender. Sin embargo, en algún momento entre la infancia y la adolescencia, muchos pierden esa sed de conocimiento innata, y el proceso de aprendizaje se convierte en un tormento, para alumnos y para docentes. El profesor Emilio Lledó llama “grumos pringosos” a esa ingente cantidad de datos, conceptos y construcciones mentales que obstruyen la fluidez del conocimiento, impiden las conexiones y la capacidad de razonar, y terminan ahogando la sed de saber.

Hasta la fecha, la Historia sigue siendo concebida como una colección de nombres propios, términos, fechas, conceptos y etiquetas que solo está al alcance de memoriones y que aburre hasta la extenuación a la mayoría de los alumnos de secundaria. Tales grumos compartimentan y fracturan el conocimiento y dificultan el (re)descubrimiento y la comprensión de las múltiples relaciones entre colectivos humanos y acontecimientos que han sido distorsionadas o negadas por las fronteras territoriales, temporales y étnicas inventadas por historiadores al servicio de ideologías que asolaron Europa durante el pasado siglo. La materia de historia y geografía debe dejar de ser ese saco de datos inerte para convertirse en una herramienta útil y ágil al servicio de los alumnos. Una herramienta que les permita estudiar y analizar la diversidad de relaciones entre los seres humanos, entre nosotros y los demás seres vivos, y nuestra forma de habitar, explotar y transformar nuestro hogar común: la Tierra. El objetivo de los profesores de historia y geografía es enseñar a los alumnos a utilizar esta herramienta, de forma que incluso disfruten utilizándola.

El verano es un tiempo ideal para cultivarnos, aprender algo nuevo o descubrir un tema discriminado por los currícula oficiales. ¡Cuantos confiesan que aprenden más y mejor, y que gozan aprendiendo sin la presión castradora de los exámenes! En un curso de verano, asistiendo a un concierto o a un espectáculo teatral al aire libre, contemplando obras de arte, visitando un lugar histórico, o leyendo un buen libro bajo la sombra refrescante e inspiradora de un árbol frondoso. ¡Feliz verano!

Curso de verano “Monjas: Cultura y Libertad”

Participo en este curso de la Universidad de Verano Ramon Llull, con la clase “La semilla de la ciudad ideal”, que impartiré en el claustro de Pedralbes.


Durante más de mil años, únicamente la clausura monástica proporcionaba las condiciones indispensables para que las mujeres europeas pudieran desarrollar su sensibilidad espiritual o literaria, sus capacidades intelectuales y su creatividad. A veces, la vida religiosa fue el trampolín para trayectorias vitales sorprendentes en un mundo dominado por los hombres. Este curso propone conocer mejor estos espacios de libertad a través de la vida y las obras de algunas monjas que destacaron como pensadoras, creadoras o protagonistas de su propio destino. Las sesiones se realizarán en la Facultad de Filosofía y en el Real Monasterio de Pedralbes, donde contemplaremos in situ la dimensión simbólica de la arquitectura monástica y nos acercaremos a la vida cotidiana de las monjas clarisas.

Fechas: del 2 al 6 de julio de 2018
Horario: tardes, de 16.30 h. a 19.30 h.
Idioma: catalán
Matrícula e información: Facultad de Filosofía de la Universidad Ramon Llull

Arcano cósmico

En algún punto del trayecto ferroviario que discurre entre Sant Andreu de Llavaneres y Barcelona, mientras contemplaba cómo el Sol parecía surgir del Mediterráneo, mis pensamientos sobre la clase que iba a impartir esa mañana se cruzaron con la visión que transmitían mis retinas. El producto de tal interferencia fue la imagen que he dibujado para felicitaros la Navidad, con mis mejores deseos para el año nuevo.


Palabras clave para interpretar el dibujo: #Assisi #Cosmos #Ezequiel #Génesis #Katsushika_Hokusai #Renacimiento #Solsticio

Versió en català

Curs d’estiu “Bizanci i la llum que ve d’Orient”

Participo en aquest curs de la Universitat d’Estiu Ramon Llull, en la sessió “De Santa Sofia als temples neobizantins de Barcelona”.

Il·lustració i gif : J. Oliver-Bonjoch 2017

Aquest curs proposa una panoràmica sobre l’art i la iconografia creats a Constantinoble, quan la “segona Roma” era la metròpoli cultural de la cristiandat, i els efectes de la seva irradiació a Catalunya. El curs s’estructura en cinc blocs temàtics, per a abordar qüestions artístiques, iconogràfiques, arquitectòniques, històriques i filosòfiques. El Museu de Montserrat acollirà una jornada del curs, per tal de contemplar in situ la col·lecció d’icones.

Dates: del 3 al 7 de juliol de 2017
Horari: tardes, de 16.30 h. a 19.30 h.
Matrícula i informació: Facultat de Filosofia de la Universitat Ramon Llull.

Imatges del Paradís

El mite del Paradís és una creació cultural tan antiga com les primeres civilitzacions i, alhora, una idea tan suggestiva que continua formant part dels imaginaris contemporanis. Des de temps immemorials cada civilització ha inventat el seu propi paradís, i en la imatge de cada paradís es reflecteixen els trets de la relació d’un grup humà amb el seu entorn natural i amb els altres éssers vius que l’habiten.