50 años del Apollo 11

Hace 50 años, el alunizaje del Apollo 11 fue un acontecimiento global, seguido por millones de seres humanos a través de la televisión y la radio. El imaginario colectivo de aquella generación se proyectó hacia el futuro, en forma de otros proyectos y, quizá también, de utopías. Mientras Neil Armstrong y Buzz Aldrin caminaban por la superficie de la Luna, cuántos debieron pensar que si las humanos éramos capaces de vernos desde el espacio exterior, a través de los ojos y la experiencia maravillosa de los astronautas, caerían por su propio peso las fronteras, las banderas, las ideologías y la codicia que dividían y enfrentaban a los habitantes de la Tierra...

Medio siglo después de aquel día, a pesar de los avances científicos y tecnológicos, “todo” sigue más o menos “igual”. Los miembros de eso llamado “Humanidad” todavía no hemos comprendido que el planeta que habitamos es un “milagro” que flota en una inmensidad inerte, y que debemos dejar de destruirlo para empezar a cuidarlo, porque es nuestra casa. Muchos millones de seres humanos siguen atrapados en esas perversas y enfermizas identidades colectivas inventadas por los ideólogos del nacionalismo y de otros ismos más antiguos. ¿Qué queda del Apollo 11, de los otros Apollo y de los otros astronautas en el imaginario colectivo actual, saturado de fake news por sembradores de odios nuevos o reinventados?


Fotografías © NASA - National Aeronautics and Space Administration